He aquí otro resumen gráfico de una verdad absoluta. Si no ves algo (o no te enteras de algo) no sufres por ello, es decir, tu corazón no siente nada de lo que pasa, porque simplemente lo desconoces.

Hay veces que es mejor no decir toda la verdad a alguien (aunque no decir toda la verdad tampoco significa mentir, lo cual no hay que hacer nunca) ya que de esa manera le evitaremos un posible sufrimiento que tal vez no sea necesario.

Y hay otras veces que por cobardía o egoísmo hay cosas que preferimos no ver para no lamentarnos por ello: el hambre en el mundo, las injusticias sociales, el abuso de poder…

Sea cual sea el caso, lo cierto es que “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Una vez explicado el siginificado real de este refrán, pasaremos a comentar una variación que también se ha hecho muy popular ya que encierra tanta verdad como el refrán original: “Ojos que no ven, batacazo que te pegas”. Esta no hace falta comentarla, ¿no? ;)

About these ads