Archivo de la categoría: refranes

El hábito no hace al monje

Como ya hemos pasado el ecuador de la semana, me voy a atrever con una expresión un poco más compleja que las de costumbre, el hábito no hace al monje (suena bien, ¿verdad?). Atención estudiantes Erasmus: ¡esta es para nota! Es una de esas frases solemnes con las que se puede quedar bien en una cena, no al nivel de desvelar los misterios de cómo funciona Google o qué es un Doodle, pero tampoco en cuanto a uso del lenguaje, tampoco está mal.

Antes de empezar quiero dejar bien claras las 2 principales palabras que se usan en la expresión: hábito y monje. Como viene siendo habitual, voy a echar mano del diccionario de la RAE para las definiciones, que dicen así:

Hábito (la definición que a nosotros nos interesa): Vestido o traje que cada persona usa según su estado, ministerio o nación, y especialmente el que usan los religiosos y religiosas.

Monje: Individuo de una de las órdenes religiosas sujeto a una regla común y que vive en un monasterio.

Pues bien, lo que quiere decir nuestra expresión española de hoy es que a veces las apariencias engañan y no sólo porque intentemos escondernos bajo un disfraz para intentar aparentar algo, somos ese algo que pretendemos. Me explico. No porque una persona vaya con ropa deportiva es un deportista de élite, ni otro porque lleve gafas es un erudito, ni el que lleve buena ropa tiene que ser necesariamente rico. A veces las apariencias engañan y cuando desvelamos la mentira, podemos utilizar entonces la frase de hoy, el hábito no hace al monje.

Como supongo que aún no os habrá quedado 100% claro y porque si no pongo algún ejemplo sospecharíais que alguien ha suplantado mi identidad, aquí va:

Ana: Qué decepción me he llevado con Juan. Parecía tan formal, tan bien peinado siempre, con sus gafas, con su ropa tan bien planchada… pero al final ha resultado ser un gamberro y un desordenado.

Amiga de Ana: Si es que el hábito no hace al monje.

Pues eso, que el chico intentaba aparentar con su exterior algo que no era y al conocerle mejor se ha descubierto su verdadero yo.

Y dado que la expresión española de hoy tiene un tono monacal, aquí os dejo una sobrecogedora imagen de un antiguo monje.


Muchas gracias a Paukrus por la foto de hoy.

Acerca de estos anuncios

Hoy por ti mañana por mí

He aquí una de esas frases que seguro que más de una vez escucharéis. Lo mejor de todo es que no guarda ningún significado oculto (ya que expresa claramente lo que quiere decir). Lo más aburrido de todo es que nos dará muchas oportunidades para hacer juegos de palabras, averiguar su origen, etc., pero como esto es una recopilación de expresiones españolas en general… tiene que haber de todo! Así que… empezamos!

Lo de hoy por ti mañana por mí se basa en la necesidad que tenemos las personas de otras personas. La gente siempre necesita a otras personas para hacer cosas (algunas pueden hacerse de forma individual, pero otras, es mucho mejor hacerlas con otras personas o por lo menos compartirlas).

Sin intención de ser moralista (es decir, imponer ninguna orden de que seáis buenos), el mundo es mejor si nos ayudamos los unos a los otros y siempre está bien ayudar a la gente que tenemos a nuestro alrededor porque nunca sabemos si el día de mañana les podemos necesitar nosotros a ellos. Es decir, aunque sólo sea de forma egoísta (por si el día de mañana tú necesitas la ayuda de otro), es mejor ayudar cuando tenemos la oportunidad que no hacerlo.

Pues bien, de todo eso trata la expresión española de hoy: hoy por ti y mañana por mí, significa que hoy te ayudo yo y mañana (no literalmente, sino que puede ser cualquier día en el futuro) me ayudas tú. Así que cuando le hagáis un favor a alguien (o ayudéis en general a otra persona) y os dé las gracias, podéis responderle con un “hoy por ti y mañana por mí” (para hacerle ver que si otro día necesitáis un favor de esa persona, contáis con ella para que os ayude).

¿Ha quedado más o menos claro? Espero que sí!

Y bueno, para dar buen ejemplo, a continuación os incluyo una preciosa imagen de Venezia de noche para alegraros el día. Hoy por vosotros, y mañana… ¿quién sabe? ;)

Venezia

Dedicado a Yoann Grange por cederme esta foto tan bonita.

Otras 50 expresiones españolas y su equivalente en inglés (II)

Para terminar esta segunda recopilación de expresiones españolas y su equivalencia en inglés que empezamos ayer, aquí os incluyo las otras 25! Que las disfrutéis y uséis mucho!

You scratch my back, and I’ll scratch yours – Hoy por mí, mañana por ti
For foolish talk, deaf ears – A palabras necias, oídos sordos
The early bird catches the worm – A quien madruga, Dios le ayuda
To beat around the bush – Andarse por las ramas
Bottoms up! – Arriba, abajo, al centro, y para adentro
To each his own – Cada oveja con su pareja
Money talks – Con dinero baila hasta el perro
When the cat’s away, the mice will play – Cuando el gato se sale, los ratones se pasean
Where there’s smoke, there’s fire – Cuando el río suena, agua lleva
From now on – De aquí en adelante
Easier said than done – Del dicho a hecho hay mucho trecho
He who lives by the sword, shall die by the sword – Quien a hierro mata a hierro muere
As quick as a wink – En menos que canta un gallo
The sooner, the better – Cuanto antes, mejor
He’s just a bag full of surprises – Ser una caja de sorpresas
Never judge a book by its cover – Las apariencias engañan
A bad penny always turns up again – Mala hierba nunca muere
Easy does it! – Despacito y buena letra
All talk, no action – Mucho ruido y pocas nueces
To play stupid – Navegar con bandera de tonto
Never say never – Nunca digas de esta agua no beberé
Out of sight, out of mind – Ojos que no ven, corazón que no siente
To hit the sack – Planchar oreja
Where there’s a will, there’s a way – Querer es poder
He met his match – Encontrar a su media naranja
I misjudged you: you let me down on the first try – Salir rana

Muchas gracias a english.com de donde he extraido esta recopilación de expresiones en su versión inglesa y española.

Otras 50 expresiones españolas y su equivalente en inglés (I)

Visto el éxito de la primera recopliación de 50 expresiones españolas y su equivalente en inglés, he aquí la continuación natural de ese intento por internacionalizar aún más este blog (así como para mostrar que las expresiones casi nunca pueden traducirse de forma literal).

Pues bien, sin más preámbulos (es decir, sin más rollos introductorios) aquí os dejo con ellas:

A bright harness for an old horse – A libro malo, encuadernación buena
Alive and kicking – Vivito y coleando
Better late than never – Más vale tarde que nunca
Birds of a feather, flock together – Los burros se buscan para rascarse unos con otros
Cash and carry – Pagar con dinero contante y sonante
Company in distress makes the sorrow less – Mal de muchos, consuelo de tontos
Don’t be an Indian giver – Quien quita lo que da, al infierno va
Don’t count your chickens before they hatch – No se puede vender la piel del oso antes de cazarlo
Don’t put the cart before the horse – Poner el arado delante del buey
Don’t rob Peter to pay Paul – Desvestir un santo para vestir otro
Dust to dust – Polvo eres y en polvo te convertirás
Easy come, easy go – Lo que el agua trae, el agua lleva
From A to Z – De pe a pa
Honesty is the best policy – El mejor camino, el recto
I’m running this show – Ser como Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como
It costs an arm and a leg – Costar un ojo de la cara
It’s better to be safe than sorry – Más vale prevenir que curar (o que lamentar)
Like father, like son – De tal palo tal astilla
No pain, no gain – Lo que sin esfuerzo se gana, nada vale
Pay up front if you want your errand run – Sin dinero se olvidan los encargos
Thank God it’s Friday (T.G.I.F.) – Por fin es viernes!
To play stupid – Hacerse el tonto
To pull someone’s leg – Tomarle el pelo a uno
What goes around, comes around – Con la moneda que pagues, te pagarán
When in Rome, do as Romans do – A donde fueres, haz lo que vieres

¿No está nada mal, verdad? Pues mañana, más!

Muchas gracias a english.com de donde he extraido esta recopilación de expresiones en su versión inglesa y española.

Quien evita la ocasión evita el peligro

En esta vida, quien no arriesga no gana, pero hay veces en las que los riesgos son demasiado elevados como para jugársela. En esas ocasiones decimos que quien evita la ocasión (quien no se arriesga, quien no se la juega) evita el peligro (consigue que no se produzca el efecto negativo).

Así, podríamos decir que quien no enciende una cerilla no se quema (aunque es posible que se queme de otra forma, pero evitando usar cerillas, nos ahorramos un posible riesgo de quemarnos).

Quien no bebe, no se emborracha. Quien no navega por Internet si no tiene un antivirus instalado, no corre el riesgo de verse infectado por un virus. Quien no se acerca al borde de un barranco no se cae por él.

Es como lo que veíamos aquel día en el post muerto el perro se acabó la rabia: si acabamos con la origen del problema, acabamos con el problema (o por lo menos, con la mayor parte).

Así que nada, ya sabéis! Ahora ya depende de vosotros! Porque si nadie se atreviese a jugar con el fuego, nunca veríamos imágenes como la siguiente, y sería una pena ¿verdad?

Quien evita la ocasión evita el peligro
Muchas gracias a Yoann Grange por la foto del post de hoy.

Miel sobre hojuelas

Respondiendo a la pregunta que en uno de sus comentarios me dejaba Hase, vamos a explicar hoy lo que significa la expresión española miel sobre hojuelas.

Antes que nada y como ya hemos hecho en otras ocasiones, para poder entender mejor la expresión española de hoy (y para poder fijar de forma más fácil su significado en nuestra mente), pasemos a explicar los elementos que la componen.

Supongo que a estas alturas sabréis perfectamente qué es la miel, ese líquido dorado fruto de las abejas que tantos postres y bebidas calientes endulza a diario en todo el mundo. Pero lo que probablemente no sepais es que las hojuelas son una pasta fina de harina y huevo que se freía y a la que después se añadía azúcar, formando toda una delicia sobre todo hace unas cuantas décadas, momento en el cual tales manjares (es decir, comidas tan selectas) estaban al alcance de pocos y para éstos incluso en ocasiones muy contadas (grandes fiestas, bodas y poco más). Pues bien se decía que cuando a las hojuelas se las cubría con miel en lugar de con azúcar su sabor era todavía aún mejor, y es que claro, juntando un manjar con otro, el resultado era simplemente excepcional.

Con este buen sabor de boca que nos evoca la reciente explicación de los ingredientes de la expresión española de hoy ya estamos preparados para poder ver que decir que algo es miel sobre hojuelas cuando es insuperable, cuando es lo mejor de lo mejor, cuando no puede ir mejor.

Por ejemplo: El negocio va como miel sobre hojuelas (lo cual significa que el negocio funciona excelentemente). Otro ejemplo: Nuestra relación va como miel sobre hojuelas (pues al igual que ocurría anteriormente con el negocio, este segundo ejemplo indica que nuestra relación funciona a la perfección, que no podría ir mejor).

Una dulce expresión, ¿verdad? Pues ojalá tengáis muchas oportunidades para usarla, porque eso querrá decir que todo marcha a la perfección.

Dedicado a Hase.

Piropos

Bueno, bueno, bueno… después de unas minivacaciones blogeras (lo siento chic@s, tenía que descansar), reinicio mi actividad redactora de explicaciones de frases, refranes y expresiones españolas justo en el día en el que este blog cumple un año.

Pues sí, parece mentira pero ya hace un añito desde que escribí el primer post de este blog. Qué recuerdos! Así que bueno, como durante todo este tiempo de vida de mi pequeño blog he recibido con mucha ilusión todos vuestros comentarios, me habéis dado una idea con ellos para redactar el post de hoy.

En España tenemos fama de hablar alto, de comentar las cosas en voz alta y hay otra costumbre muy española y muy extendida que es la de decir piropos. Un piropo es una frase, una metáfora o una expresión que se dice a una persona (tradicionalmente a una mujer) para adularla (ensalzar su belleza o simplemente comunicar que su presencia nos produce agrado) con el propósito de llamar su atención o enamorarla. Hay piropos realmente bonitos y encantadores (que realzan la belleza de quienes los inspiran) y algunos un poco más soeces (llegan a ser tan vulgares que en lugar de una sonrisa o un guiño producen espanto). Tanto de los unos como de los otros, se dice popularmente que los albañiles (obreros de la construcción) son los sumos artífices (los que están más acostumbrados a inventar y decir piropos) de esta tradición española (probablemente porque desde la obra se pasan el día viendo pasar mujeres de todo tipo. Reconozcamos que alguien que está encerrado todo el día en el cubículo de su oficina, lo tiene más difícil). Por las ciudades andaluzas la costumbre de lanzar piropos a las chicas guapas que van paseando por la calle también es practicada con maestría por los camareros que intentan llamar la atención de los clientes para que acudan a sus bares y restaurantes (y que de paso aprovechan para llamar la atención de las chicas guapas).

Antes de pasar a la práctica hay que decir que en numerosas ocasiones se utilizan alusiones metafóricas y suelen ser muy ingeniosos y originales. Si no entendéis alguno de ellos, sólo tenéis que decírmelo. Una vez dicho esto, pasemos a los ejemplos que he podido recopilar en 1de3.com y wikipedia:

Con ganado de esta clase cualquiera se hace pastor.

Me gustaría ser caramelo para deshacerme en tu boca.

Dime cómo te llamas, que así le pondré nombre a mis sueños.

¡Flaca! ¡Tírame un hueso!

¡Quién fuera bizco para verte dos veces!

Si la belleza pagase impuestos, estarías arruinada.

¡Dónde venderán los números para ganar este premio!

¿Empezó la primavera? Acabo de ver la primera flor.

Dime tu nombre, que te pido para Reyes.

¿Qué haces aquí tan temprano? ¿No sabes que las estrellas sólo salen de noche?

Quisiera ser gato para pasar siete vidas a tu lado.

Si la belleza fuera un instante, tú serías la eternidad.

Tengo que llamar al cielo para avisarles de que se les ha escapado un ángel.

¡Cuántas curvas y yo sin frenos!