Que si quieres arroz Catalina


Para el día de hoy, una divertida frase muy usada por algunos de los que me rodean.

Cuando alguien dice lo de “que si quieres arroz Catalina” es cuando no le hacen caso de ninguna de las maneras a algo que ha dicho o hecho. Uy, para ser yo, la explicación me ha quedado corta, así que lo ilustraré con un par de ejemplos para que lo entendáis mejor.

Primer ejemplo: ayer le dije a Juan que recogiese la mesa después de comer, y que si quieres arroz Catalina (lo cual significa que Juan no le hizo caso y no recogió la mesa).

Otro ejemplo: Ayer mandé un e-mail solicitando mis vacaciones y que si quieres arroz Catalina (lo cual indica que no le han respondido al e-mail, que no le han hecho caso a su mensaje).

Divertido, ¿verdad? Pues este extraño dicho parece tener su origen en una señora llamada Catalina que vivía en los tiempos de Juan II de Castilla (o lo que es lo mismo, por el Siglo XV) y que por lo visto, además de consumir grandes cantidades de arroz, lo recomendaba a todo el mundo como remedio a cualquier mal. En su lecho de muerte, los vecinos se reunieron en torno a ella y recitaron a coro: “¿quieres arroz Catalina?” y otra vez “¿quieres arroz Catalina?” y al ver que ésta no respondía (la pobre estaba tan débil que no era capaz de articular palabra) le dijeron todos a coro: “¡que si quieres arroz, Catalina!”. Y ella, moribunda, tampoco fue capaz de contestar, pareciendo que hacía oídos sordos a lo que le decían. Desde entonces, esta frase se dice cuando alguien no hace caso a lo que dicen.

Y para terminar, os dejo con un arroz muy apetecible y con mi agradecimiento a Yoann Grange por esta foto tan genial.

Que si quieres arroz Catalina

Dedicado a Félix.

Anuncios

15 pensamientos en “Que si quieres arroz Catalina

  1. Félix

    Gracias por la dedicatoria. 🙂

    Pobre Catalina, en su lecho de muerte luchando por el último atisbo de vida y la gente cansina con darle arroz!

    Responder
    1. Catalina de Rusia

      En origen, expresión ¿que si quieres arroz, Catalina?, era la forma sutil que tenía Júpiter de expresarle sus deseos carnales y de penetrarla en forma de dorada lluvia de granos de arroz.

      Responder
    1. VBlogger Autor de la entrada

      Hola! La verdad es que no conocía esa expresión. ¿Serían tan amable de explicarnos qué significa y/o cuándo se usa? Un millón de gracias!

      Responder
  2. Pingback: El cortafuegos en Ubuntu, o de Firestarter a GUFW | El atareao

  3. Pepa

    Esta frase me recuerda mucho mi niñez; mi madre la decía continuamente. No conocía el origen de la misma… muy simpática para el que la escucha, aunque me imagino que a la pobre Catalina, a pesar de estar medio muerta, no le haría ninguna gracia.

    Responder
  4. Pepa

    Esta frase me recuerda mucho mi niñez; mi madre la decía continuamente. No conocía el origen de la misma… muy simpática para el que la escucha, aunque me imagino que a la pobre Catalina, no le haría ninguna gracia

    Responder
  5. Pingback: Expresiones Españolas | Yo enseño español, ¿y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s