Estar en la gloria


Hoy vamos a incluir en este blog de expresiones españolas una frase ideal para esta época del año ya que se repite a menudo cuando uno está de vacaciones: estar en la gloria. Cuando alguien dice eso se refiere a que está genial, como si estuviese en el paraíso, está feliz y gozoso, probablemente no podría estar mejor que en ese momento.

Como supongo que estaréis algo perezosos porque en verano no apetece mucho esforzarse y la frase de hoy es muy sencilla, os pondré un par de ejemplos de uso para que la conjuguéis como se debe 😉

Ejemplo 1. Desde que nos compramos la casita en el campo estoy en la gloria: no hay ruido de coches por la noche, puedo desayunar tranquilamente en el porche con vistas al lago y puedo echarme la siesta en mi cómoda hamaca. ¡Qué más se puede pedir!

Ejemplo 2. Me encanta este chiringuito. Poder comer una paella con los pies rozando la arena, buena música de fondo, buenos postres para terminar la comida… Cada vez que vengo estoy en la gloria.

Facilito ¿verdad? Pues bueno, por si a alguien le ha quedado alguna duda y sois de los que pensáis que una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo la imagen de un lindo gatito que está en la gloria. Cómo podría estar mejor que disfrutando plácidamente de una siesta a la sombra. Ay, quien fuera ese gato ahora mismo…

Gato durmiendo

Gatito durmiendo la siesta

Muchas gracias a Diego por la foto del post de hoy.

Anuncios

3 pensamientos en “Estar en la gloria

  1. Elena

    El significado de la expresión “estar en la gloria”, tiene su origen o motivo en lo bien que se estaba en la estancia de la casa que en las villas y aldeas de la meseta norte de la península ibérica había, comparado con el frío que hacía fuera de dicha estancia, lo mismo daba en las otras habitaciones de la casa, como en la calle. “La gloria” estaba hecha al modo en que los romanos calentaban sus baños y termas en sus ciudades; esto es: encendiendo fuego bajo el suelo que era sujetado por arquillos y bóvedas de medio punto, con un “tiro” o chimenea al otro extremo del espacio hueco, lo que permitía calentar la habitación, sin las incomodidades de las chimeneas francesas… es decir. todo el suelo de la habitación cuyo enlosado era de barro cocido, lo que permitía que guardase durante mucho tiempo la temperatura. Bastaba con que se encendiese este fuego con una medida de un cuarto de carga de leña una vez al día para estar con una temperatura como de 28º Celsius, Se estaba en la “gloria”… de bien como se debía estar en el Cielo… Es un invento que pervive en los pueblo de la fría Meseta del Norte de España”.

    Responder
  2. Elena

    Aclarando sobre lo expuesto arriba: “una carga de leña” es lo que puede acarrear un burro sobre su lomo, con angarillas. Es decir: la leña que podía llevar un burro, se gastaba en cuatro días de frío invierno… para alimentar el fuego de la “gloria”.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s