Es peor el remedio que la enfermedad


Hay ocasiones en las que se dice aquello de a grandes males, grandes remedios, lo cual significa que los problemas de gran envergadura requieren soluciones acordes (es decir, soluciones drásticas o grandes soluciones). Pero a veces esas soluciones o remedios al problema son peores que el problema en sí.

Por ejemplo: imaginemos que tenemos una infección de garganta y el médico nos receta unos antibióticos, así que empezamos a tomarlos y éstos nos crean un dolor en el estómago tremendo. En este caso podríamos decir que es peor el remedio que la enfermedad (ya que antes sólo nos dolía la garganta y gracias al remedio, no sólo nos sigue doliendo la garganta, sino que además nos duele el estómago).

Otro ejemplo: resulta que inventan los biocostumbles para respetar el medioambiente y para poder producirlos se están cargando la selva amazónica brasileña en la que talan los árboles para poder cultivar la soja necesaria para la generación de biocombustibles. Este sería otro claro ejemplo de que es peor el remedio que la enfermedad.

Así que nada, la próxima vez que tengáis un problema, pensad bien en las consecuencias de adoptar una posible solución, no vaya a ser que sea peor el remedio que la enfermedad.

Anuncios

4 pensamientos en “Es peor el remedio que la enfermedad

  1. Diek

    Totalmente cierto! Hay veces que por intentar arreglar algo se mete la pata hasta el fondo y se empeoran y mucho las cosas. Es la vida!

    Saludos a tod@s

    Responder
  2. Pingback: Expresiones Españolas | Yo enseño español, ¿y tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s