Archivo de la categoría: dichos

Tirar de la manta

Con ánimo de seguir incluyendo frases que os ayuden a entender mejor la realidad de este país, hoy voy a incluir una expresión española muy de actualidad: tirar de la manta. La verdad es que gráficamente se entiende bastante, ya que si alguien tira de la manta cuando alguien está tapado con ella ¿qué sucede? que dicha persona queda destapada.

Pues bien, esta expresión tan sencilla de entender se usa en realidad cuando alguien que oculta asuntos turbios (algo malo tipo corrupción, dinero negro, cosas ilegales, etc.) y por algún motivo (normalmente porque él también está implicado en esos asuntos va a ser culpado por ello) decide delatar al resto de implicados y que se conozca toda la verdad. A veces es simplemente por no cargar con toda la culpa y a veces porque la conciencia les hace rectificar y delatar a los que lo están haciendo mal, pero el tema es que cuando alguien descubre todo lo que estaba oculto se dice que tira de la manta.

Y ahora, para no perder la costumbre, un ejemplo real para que sepáis muy bien cómo usar la expresión española de hoy.

El abogado del presidente ha amenazado con tirar de la manta si le inculpan en el caso de corrupción. Está claro que el abogado conoce todos los asuntos turbios de la empresa y, si le inculpan a él lo próximo que hará será descubrir todo lo que ha estado tapando durante todo este tiempo atrás.

Bueno, espero que se haya entendido y si no, ya sabéis que podéis dejar vuestros comentarios y dudas. Y bueno, para alegrar un poco el día, os dejo con un precioso paisaje de Mallorca.

valldemossa

Gracias a Diego por la imagen del post de hoy.

Anuncios

Ir hecho un Ecce Homo

Sin lugar a dudas, si una noticia ha acaparado los telediarios este verano ha sido la del Ecce Homo de Borja. Y aunque la frase “ir hecho un Ecce Homo” estaba casi pasando a la Historia por desuso, parece que ahora vuelve a resurgir y por eso, hoy quiero dedicarle un pequeño espacio en este blog de expresiones españolas.

Ir hecho un Ecce Homo significa ir hecho una pena, ir desaliñado, hecho un desastre vamos. Si alguien va a alguna de las fiestas más populares de España como los San Fermines o la tomatina de Buñol lo más probable es que termine hecho un Ecce Homo. Así que si alguna vez volvéis a casa con la camiseta sucia, despeinados, sin algún zapato o algo así y os dicen “chico, vas hecho un Ecce Homo” ya sabéis a lo que se refieren.

Si queréis saber el origen de la expresión, (según la Wikipedia, citando literalmente): Ecce Homo (“este es el hombre” o “he aquí el hombre” en castellano) […] Se trata de las palabras pronunciadas por Poncio Pilato, el gobernador romano de Judea, cuando presentó a Jesús de Nazaret ante la muchedumbre hostil a la que sometía el destino final del reo […] Y salió Jesús, llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Y Pilato les dijo: ¡He aquí el hombre!.

Y si todavía hay alguno que no se ha enterado de lo que pasó este verano en el pequeño pueblo de Borja para que más de 3.000 personas lo visiten ahora diariamente, os contaré que una buena mujer vecina del lugar, con la mejor de sus intenciones pero con poca maña, intentó por su cuenta y riesgo restaurar la imagen de un Ecce Homo que había a la entrada de la iglesia. Os dejo con el antes y el después de la restauración y esta vez no digo más, porque una imagen vale más que mil palabras. ¡Hasta pronto!

Restauración del Ecce Homo de Borja

Hacer buenas migas

Dentro de las múltiples expresiones españolas que están relacionadas con la gastronomía, tiene un lugar destacado la expresión española de hoy: hacer buenas migas.

Hacer buenas migas con alguien es llevarse bien, caerse bien, conseguir que haya una buena relación con esa persona.
¿Sabéis lo que es la miga de pan, verdad? Pues en España se prepara, desde hace mucho tiempo, un plato llamado migas, que originalmente consiste en miga de pan desmenuzado que se remoja con agua y aceite y se sofríe después con algunos ajos (después hay múltiples variedades de este plato, pero la receta básica es esa). Como veréis es una comida humilde pero muy nutritiva y popular entre los pastores.

Nunca llegaré a tener la certeza de si el origen de la frase se inspiró en el hecho de que se prepare el plato en armonía entre varias personas (ya que desmenuzar un buen pan conlleva su tiempo y probablemente se realizaba entre varias personas) o al hecho de compartirlas después durante la comida disfrutando de ese momento en un tono amable y de concordia, aunque según he leído por ahí, parece que este segundo origen tiene más adeptos. Pero bueno, sea cual sea el origen, lo cierto es que la expresión hacer buenas migas ha llegado a nuestros días como un símbolo de concordia y buena relación.

Vamos a poner un ejemplo para veáis cómo se conjuga: Estoy súper contenta, Juan y Pablo han hecho buenas migas enseguida. (Pues eso, que Juan y Pablo nada más conocerse se han caído bien y parece que tendrán una buena relación).
Ojo, no confundir la expresión de hoy con dejar hecho migas a alguien, lo cual significa destrozarlo…

Y para acabar con el post de hoy, una foto dedicada a mi amigo y gran amante del pan. Joaquín, ¡esta va por ti! 😀

Muchas gracias a Gabriel Orgaz por la foto del post de hoy.

Coser y cantar

Coser y cantar… qué bonita expresión, ¿verdad? ¿No habíais oído nunca esa expresión? Pues ya estoy aquí de nuevo para descubriros o recordaros una de esas combinaciones de palabras que, juntas, adoptan un nuevo significado. ¡Espero que os guste!

Se dice que algo es coser y cantar cuando es muy fácil. Sí, así de simple. Aunque no tengo ninguna fuente precisa en la que me pueda basar para indicar el origen de esta expresión, seguramente proviene de los grupos de mujeres que se pasaban el día haciendo ropa y cosiendo y que, para entretenerse, debían cantar en grupo. Cualquier persona que las viera debía pensar que hacer aquellas 2 cosas a la vez era muy fácil, con lo que tal combinación de verbos en infinitivo pasó a utilizarse siempre que se quería mostrar que algo era sencillo.

Si queréis un equivalente en inglés sería “piece of cake”. Y como no podía ser de otra forma, aquí llegan los ejemplos.

El examen de hoy ha sido coser y cantar. Estoy segura de que habré aprobado. (Pues eso, que el examen ha sido tan sencillo que no hay duda de que sacará una buena nota).

¿Que todavía no sabes hacer una tortilla? Pero si es coser y cantar. Ven y te enseño ahora mismo. (Igual que en el caso anterior, en esta ocasión se usa la expresión de hoy para quitar dificultad al asunto).

Bueno, la de hoy ha sido fácil, ¿verdad? Vamos, que entenderla ha sido coser y cantar 😀 Pues bien, para no perder la costumbre os dejo con una bella imagen para ilustrar el post de hoy. Que tengáis un buen día y ¡hasta pronto!

Coser y cantar

Muchas gracias a zalo_astur por la foto del post de hoy.

Ser flor de un día

Llevamos ya más de 250 expresiones españolas y aún no había publicado la de hoy: ser flor de un día. Será porque hace demasiado tiempo que quité Telecinco de mi lista de canales de televisión… En fin, la expresión de hoy es una de esas que me encantan por su alto nivel gráfico. En cuanto veais la analogía, no se os olvidará en la vida.

Primero quiero que penséis en un magnolio. Es un precioso árbol que, al final de la primavera o con los primeros días del verano, se llena de preciosas flores blanquecinas. El problema de dichas flores es que, si bien son hermosas y grandes, casi enseguida que se abren empiezan a marchitarse, con lo que a penas durante unos pocos días podemos ver cada una de esas flores en su máximo esplendor. Ya como curiosidad os comentaré que la floración del magnolio es secuencial, es decir, no florecen todas sus flores al mismo tiempo, por lo que a pesar de lo poco que dura cada una de sus flores, es común ver al magnolio plagado de bellas flores durante buena parte del verano.

Y bueno, ahora que hemos analizado la parte floral, vayamos al uso en sí de la frase.

Antiguamente, para ocupar un puesto relevante en un programa de televisión, en una revista, en un programa de radio, etc., tenías que ser alguien realmente importante. Tenías que haber alcanzado la fama a base de haber vendido muchos discos, haber actuado en varias películas, haber ganado muchos partidos, etc. Era lo que se llamaba gente famosa y normalmente para alcanzar dicha fama, como hemos comentado, ya habían realizado numerosos actos que les habían hecho ganar dicha fama. Hoy en día se llevan más los llamados famosillos, gente que no ha hecho por lo general nada importante para aparecer en los medios de comunicación, pero que sin embargo ahí están, ocupando portadas, minutos de radio y televisión y por supuesto, muchas horas de tertulias. Normalmente estos famosillos lo son porque se han relacionado de alguna manera con alguien famoso (han tenido relaciones sexuales o supuestas relaciones con alguien famoso, son el primo, la vecina, el amante del sastre de alguien famoso, han participado en un reality show de la tele pasando un casting en el que buscaban gente de un determinado perfil, etc). Es decir, realmente no es que hayan hecho nada bueno, pero han intentado subirse al mundo de la fama y aprovecharse de todo lo que conlleva (la propia fama, dinero, fiestas, apariciones estelares, etc.). Sin embargo, lo difícil de la fama no es llegar a ella sino mantenerla y si una persona famosa puede ser olvidada de forma más o menos rápida, imaginaos lo fácil que es olvidar a alguien que realmente no hizo casi nada por alcanzarla. A esas personas que fueron muy populares durante un breve espacio de tiempo pero que enseguida fueron apartadas por otras personas que ocuparon su lugar en portadas y programas de televisión se las llama flor de un día, porque son como las flores del magnolio, que cuando se abren son preciosas pero apenas duran bonitas unos pocos días ya que enseguida se marchitan.

¿A que os viene a la mente más de una “flor de un día”? Como la explicación ha sido larga, sólo pondré un breve ejemplo: Aquel cantante fue flor de un día. Sacó aquella canción del verano que tuvo tanto éxito pero ya no ha vuelto a sacar ningún tema más. Ya ni me acuerdo de cómo se llamaba.

Y bueno, para que podáis reconocer a un magnolio en cuanto lo veais, aquí os dejo con una bonita foto de una de sus flores. Que tengáis un buen día.

Flor del magnolio
Gracias a Snowesq por la bonita foto de hoy.

Porque hoy es hoy

De la misma forma en que el otro día desvelábamos el significado de “Un día es un día“, hoy vamos a explicar cuándo debe utilizarse la expresión española “Porque hoy es hoy”, ya que más de uno se habrá quedado a cuadros cuando la haya escuchado.

Muchas veces parece que tenemos que esperar a que sea un día especial para hacer algo memorable. Es cierto que no todos los días se puede brindar con champagne (el presupuesto de la media no lo permite) ni se puede comer tarta de chocolate de postre a diario (el colesterol terminaría asentándose para siempre en nuestras arterias). Sin embargo, hay otros detalles que son gratuitos o casi, por lo que podemos abusar cuanto queramos de ellos sin tener que esperar a que llegue una ocasión especial. Cuando hacemos eso, decimos que hacemos algo simplemente “porque hoy es hoy”.

Por ejemplo, ¿por qué siempre esperamos a la Navidad y al fin de año para desear lo mejor a los nuestros? ¿O por qué a veces sólo vamos a verles o les llamamos en esas fechas? ¿Por qué esperamos al día de San Valentín para regalarle algo a nuestra pareja? ¿Acaso hay que esperar a que sea un día especial para hacer esas cosas? Yo creo que no, y quien se inventó o dijo por primera vez lo de “porque hoy es hoy”, creo que tampoco. Cada día es único e irrepetible y sólo por eso cada día es tan especial que merece algo memorable. Al final, los días “especiales” lo son por motivos religiosos, por invenciones comerciales o por meros caprichos del destino por lo que ¿por qué tienen que ser esos días más relevantes o importantes que el resto?

Así que, si ponemos en práctica la expresión española de hoy, voy a llamar a mi madre para decirle lo mucho que la quiero simplemente porque hoy es hoy. Luego le dejaré un post-it sobre la almohada a mi novio con un beso porque hoy es hoy. O luego quedaré con mis amigas de siempre simplemente porque hoy es hoy.

Hoy en lugar de una foto os dejaré el vídeo de un anuncio que tiene más de 20 años pero en el que se usaba el concepto “porque hoy es hoy” como slogan. Si tras mi explicación aún no habéis entendido por completo el significado, espero que el anuncio os lo termine de aclarar. ¡Hasta pronto!

Un día es un día

En estos días en los que se sucede una fiesta tras otra tal vez hayáis oído en más de una ocasión decir a alguien, venga, que un día es un día… y si no sabéis lo que significa pues habréis pensado, pues claro, y una semana es una semana, un año es un año pero, ¿por qué y cuándo se dice eso? Es decir, ¿sabéis el significado de “Un día es un día”? Pues para todos aquellos que no lo sepan, aquí está el post de hoy.

Se dice lo de “Un día es un día” cuando se hace algo extraordinario por un motivo especial, como queriendo decir que ese día se hace algo único y especial que no se hace todos los días. Por ejemplo, en el trabajo normalmente no se brinda con cava o con champagne, pero cuando es Navidad hasta en el trabajo nos damos una alegría porque “un día es un día”. Laura normalmente lleva zapatos planos para ir cómoda a todas partes, pero como hoy va a una fiesta y quiere ir más elegante que de costumbre se ha puesto un vestido y unos buenos tacones porque “un día es un día”. Manuel está más gordito de lo que debiera y normalmente cuida mucho su dieta, pero el día de Nochebuena come un poco de turrón porque “un día es un día”.

Bueno, ahí tenéis unos cuantos ejemplos de lo que significa la frase de hoy “un día es un día”. Espero que ahora lo tengáis un poquito más claro. Y si no, espero vuestras dudas y comentarios.

Y para terminar el post de hoy, os dejo con un dulce postre porque… un día es un día 🙂

Un postre especial para celebrar que un día es un día
Muchas gracias a KatherineWu por la foto de hoy.