Archivo de la categoría: pan

A falta de pan buenas son tortas

La expresión española de hoy retoma el uso de uno de los ingredientes básicos de la alimentación: el pan. Y añade un nuevo elemento que os presentaré a continuación: las tortas.

Las tortas son una especie de pan seco, hecho sin levadura, que aguanta muchos días y que es mucho más barato que el pan. Por supuesto que las tortas no son tan sabrosas como el pan, pero si no había pan crujiente y recién hecho en las panaderías, pues la gente se tenía que conformar llevándose tortas. De ahí el origen de la expresión a falta de pan buenas son tortas.

Actualmente se sigue usando mucho esa frase cuando nos tenemos que conformar con algo de menos valor al no poder alcanzar nuestro objetivo más ambicioso. Vamos a poner un ejemplo y veréis como enseguida queda mucho más claro.

Ejemplo: Esperaba tener un profesor nativo de inglés, pero en lugar de eso me encontré a un chico que había vivido un par de años en Inglaterra. No es lo que esperaba pero, a falta de pan, buenas son tortas.

El equivalente anglosajón a esta expresión sería: half a loaf is better than none.

Dedicado a goyi quien propuso esta expresión en uno de los comments del post Pan para hoy y hambre para mañana.

Pan para hoy y hambre para mañana

En la expresión española de hoy tenemos un protagonista habitual: el pan. Con esta expresión, comúnmente utilizada por cierto, lo que se quiere decir es que alguna cosa supone un beneficio a corto plazo, no dejando nada para el futuro, no pensando en él. Es beneficio ya pero… ¿y después?

Y como viene siendo habitual, pasemos a explicar con ejemplos el significado de la expresión de hoy. Por ejemplo, un jugador de un equipo de fútbol que se lesiona a medio torneo de liga y que para jugar el siguiente partido le inyectan infiltraciones para que pueda jugar (una especie de anestesia para que no sienta el dolor de la lesión que tiene). Es posible que pueda jugar ese partido, pero en cuanto se le pase el efecto de la inyección la lesión habrá empeorado y posiblemente no pueda volver a jugar una buena temporada. A esto se le llama pan para hoy y hambre para mañana.

Otro ejemplo: un chico de 16 años al que no le gusta estudiar y antes de terminar los estudios básicos se pone a trabajar en cualquier cosilla para ganar dinero y poderse comprar una moto súper chula, las últimas deportivas Nike o el último modelo de MP3 o de móvil. Posiblemente a corto plazo pueda tener un montón de cosas que sus compañeros de colegio no puedan tener en ese momento pero ¿qué le espera en el futuro a una persona sin apenas formación? Pues bien, esto también es pan para hoy y hambre para mañana.

Tercer y último ejemplo del día de hoy, también relacionado por cierto con la comida: las dietas super restrictivas en las que apenas se come nada. Es posible que a corto plazo adelgacemos con mucha velocidad, pero en cuanto volvamos a comer un poquito más de la cuenta, veremos como, no sólo recuperamos el peso anterior, sino que, probablemente lo superemos. A esto también se le puede decir que es pan para hoy y hambre para mañana.

Pues nada, espero que ya tengáis la suficiente información como para poder utilizar esta expresión con soltura. ¿Podéis añadir vosotros algún ejemplo? Os esperamos!

Al pan, pan y al vino, vino

Hombre, otra expresión española relacionada con la gastronomía! Pues sí, ¿y qué otra cosa hay más española en una mesa en la que se come que un buen pan y un buen vino?

Pues bien, la frase de hoy, al pan pan y al vino vino significa que a cada cosa hay que llamarla por su nombre. La frase es como un resumen de «al pan hay que llamarle pan y al vino hay que llamarle vino», no hay que ir con artificios ni cosas raras, ni dando vueltas, ni irse por los cerros de Úbeda. Sino que las cosas hay que decirlas tal y como son.

Si un amigo nos deja tirados, pues nos ha hecho una gran faena, por qué decir que bueno, no pasa nada, no importa. Nos ha hecho una gran faena y punto. Si nuestro jefe es un inepto, despreciable, que nos hace la vida imposible, por qué decimos que es un poco antipático. Pues no, es un indeseable y punto. Si un chico es homosexual, ¿por qué decimos que es un poco rarito? Es gay y seguramente muy orgulloso de serlo. Así que, a las cosas hay que llamarlas por su nombre como dice la expresión de hoy «al pan, pan y al vino, vino».

Por si las moscas

Las moscas son compañeras inseparables de las tardes veraniegas españolas. Por eso hacemos referencia a ellas en multitud de expresiones, libros, canciones… ya lo iréis viendo.

De momento, seamos prudentes y definamos esta expresión que también escucharéis tarde o temprano, si es que no la habéis oído ya: Por si las moscas. Esta expresión significa «por si acaso», es decir, por prudencia.

Vamos a salir con suficiente antelación hacia el aeropuerto por si las moscas. Significa que, para ser prudentes y evitar cualquier imprevisto que pueda hacernos perder un avión, saldremos con la suficiente antelación.

El origen de esta expresión más antiguo encontrado corresponde la una novela española escrita en el año 1930 por Ramón J. Sender. Su título era Imán y ella aparece el siguiente fragmento: «¡Tonterías! ¿Dicen que pué que salgamos mañana? Pues me gasto ahora ocho perras que tengo, por si las moscas.».

Así es que nada, por si las moscas, he preferido explicaros esta expresión antes de que cuando la escuchéis vayáis corriendo a comprar un insecticida.