Archivo de la etiqueta: happy post

50 expresiones españolas y su equivalente en inglés (I)

Hoy empieza un post interesante para todas aquellas personas de habla inglesa o que manejen ese idioma y que estén aprendiendo a hablar español. De la misma forma, es perfectamente válido para todos aquellas personas de habla española que se estén aventurando a aprender inglés. La temática del post de hoy tiene 2 partes, la del post que nos ocupa y la del post de mañana (lo siento pero para tener la recopilación completa de las 50 expresiones españolas y su equivalente en inglés, tendréis que esperar a mañana).

Veréis que algunas de ellas linkan a otros posts de este mismo blog en el que se explicaba la expresión española. De verdad que espero que os sea muy útil y como siempre, si conocéis más y os animáis a participar, todos vuestros comentarios serán bienvenidos. Así que, dicho esto… empezamos!

A quid – Una libra
A wet blanket – Un aguafiestas
A hangover – Una resaca
Better late than never – Más vale tarde que nunca
Bless you! – ¡Jesús! (cuando alguien estornuda)
Bon apetit. – Qué aproveche o Buen provecho
By the way – A propósito
By all means – No faltaría mas/Por supuesto
Chat someone up – Ligar con alguien – Tirar los tejos
Cheer up! – ¡Anímate!
Cheers! – ¡Salud!
Cross your fingers. – Cruzar los dedos
Get the sack – Ser despedido
Help yourself – Sírvete
How come ? -¿Cómo es eso? ¿Por qué?
Hurry up – ¡Date prisa!
I must be off – Tengo que irme
I haven’t got a clue – No tengo ni idea
If only – Ojalá
It serves you right – Lo mereces
It rings a bell – Me suena
It’s up to you – Tú eliges
Keep the change – Quédate con el cambio
Keep your hair on! – ¡Cálmate!
I misjudged you: you let me down on the first try – Salir rana

Y mañana… más!

Podréis encontrar éstas y otras muchas utilidades lingüísticas en http://www.lingolex.com

Anuncios

Ser de la cofradía del puño o ser de la virgen del puño

Hoy vamos a empezar el día con una de esas expresiones divertidas de escuchar, sobre todo cuando se sabe lo que significan (aunque espero que no tengais muchos amigos / conocidos a los que se les pueda aplicar la expresión española de hoy).

Antes de nada, y por si acaso, una cofradía es un congregación (grupo) o hermandad que forman algunos devotos (creyentes en algo común) o también un gremio, compañía o unión de gentes para un fin determinado.

Y un tacaño, ¿sabéis lo que es? Una persona tacaña es una persona miserable, ruin, mezquina, rácana, avara, agarrada, que no se estira (os pongo algunos adjetivos sinónimos por si algunos de ellos os suena). Es lo totalmente contrario a una persona generosa y así como la generosidad se simboliza con una mano abierta, que lo da todo sin esperar nada y que siempre está dispuesta para ayudar, pues para simbolizar a una persona tacaña o avara se usa el símbolo totalmente contrario, es decir, una mano cerrada o lo que es lo mismo, un puño.

Así, cuando alguien dice: jo, este es de la cofradía del puño lo que quiere decir es que es muy rácano, que nunca gasta nada, que nunca invita, que sólo piensa en guardar y guardar, pero nunca en dar.

En el ámbito coloquial, podemos encontrar algunas expresiones sinónimas de la frase de hoy tales como ser más agarrado que un chotis (el chotis es un baile típico madrileño en el que los bailarines están muy pegados el uno al otro, es decir, agarrados) o estirarse menos que el portero de un futbolín (el futbolín es un juego en que unas figuras pequeñas accionadas mecánicamente simulan un partido de fútbol y estirarse es sinónimo de ser espléndido, ser generoso… y como podréis comprender, el portero de un futbolín, al ser una figura estática, no se estira nada de nada) o uy, por no dar, este no da ni la hora (dar la hora es algo gratuito, ya que sólo es informar de qué hora es a quien pregunta, por eso, cuando alguien es muy muy tacaño, también se le puede decir que no da ni la hora).

Pues nada, espero que el post de hoy os haya gustado y que os estiréis con los comments (que no os tenga que decir que sois de la cofradía del puño). 😉

Una de hostias

He aquí una palabra que da muy juego en el idioma español.

Originariamente una hostia es una hoja redonda y delgada de pan sin levadura que se utiliza para comulgar después de la misa. Pero a partir de ahí, la verdad es que la palabra ha ido adquiriendo diversos significados y formas de composición, siendo protagonista de varias expresiones españolas de diferentes usos. Así que… empecemos.

Hostia

Golpe, trastazo, bofetada. Puede ser tanto dada con la mano, como de un objeto contra otro. Ejemplo: la chica se enfadó y le metió una buena hostia al chico. Otro ejemplo: el otro día juan se metió una buena hostia con el coche (su coche se estrelló contra algo, pero Juan no tuvo que hacerse daño necesariamente).

Tener mala hostia

Actuar con mala intención o tener demasiado genio.
Ejemplo: ten cuidado con lo que le dices a María, tiene muy mala hostia y te puede contestar muy mal. Ejemplo 2: Qué mala hostia tiene Pedro, lo ha preparado todo para que fallase en mi intento por ganar el premio.

Ir a toda hostia

Ir muy rápido (a gran velocidad). Ejemplo: el otro día vi un coche que iba a toda hostia por la carretera. Debía huir de algo.

Ser la hostia

Muy grande o extraordinario. Ejemplo: Hemos hecho un viaje de la hostia, nos lo hemos pasado genial.

Hostia!

Es una interjección, que muestra asombro, sorpresa, admiración.
Ejemplo: Cuando abrió el regalo dijo: “Hostia!”.

Hondonadas de hostias

… o lo que es lo mismo, se va a liar la de Dios. El actor Manuel Manquiña (en su papel de Pazos en la película Airbag) amenazó a María de Medeiros con que iba a haber hondonadas de hostias sin saber que su frase se iba a popularizar tanto como para poder convertirse en una auténtica expresión española. Pues lo dicho, cuando alguien dice que va a haber hondonadas de hostias, lo que quiere decir es que se va a liar una buena, que va a haber una gran pelea.

Pues nada, como habréis visto hay muchos usos de la palabra de hoy, pero no abuséis demasiado de ella. Sólo debería ser utilizada en ambientes muy coloquiales ya que si no podemos quedar un poco vulgares.

Dedicado a Pau y a Félix.

Echar margaritas a los cerdos o arrojar perlas a los cerdos

Echar margaritas a los cerdos o arrojar perlas a los cerdos

Pues nada, antes de empezar el fin de semana, incorporaremos a este blog otra expresión española que se usa con frecuencia: echar margaritas a los cerdos o arrojar perlas a los cerdos (ahora entenderéis por qué son análogas ambas frases, es decir, significan lo mismo).

El origen real de la frase de hoy, tal y como sucedía con no sólo de pan vive el hombre, viene también en las Sagradas Escrituras y en su formato original (en latín), era algo así: “Nolite dare sanctum canibus neque mittatis margaritas vestras ante porcos, ne forte conculcent eas pedibus suis et conversi dirumpant vos. (Matthaeum 7:6)”, lo cual podría traducirse al español como “No deis a los perros lo que es santo, ni echéis vuestras perlas delante de los puercos, no sea que las pisoteen con sus patas, y después, volviéndose, os despedacen”.

Y bien, la analogía que os comentaba anteriormente entre las margaritas y las perlas se puede encontrar perfectamente en la Real Academia de la Lengua Española (RAE) en la que, si se consulta el significado de la palabra margarita, veremos que su cuarta acepción (Cada uno de los significados de una palabra según los contextos en que aparece) es perlas de molusco, por lo que las perlas de los moluscos también son denominadas margaritas y de ahí que en la expresión se utilice una u otra palabra indistintamente.

Pues bien, dicho esto (que hoy me estoy enrollando mucho) pasemos a explicar realmente lo que significa y cuándo se puede usar esta expresión.

Echar margaritas a los cerdos o arrojar perlas a los cerdos es hablar, usar tiempo, ofrecer tu generosidad o tu delicadeza a alguien que no sabe apreciarlos. Es cuando intentas ofrecer conocimientos muy avanzados a gente que no está preparada para recibirlos o ni siquiera está interesada en ellos. Sería como derrochar esfuerzos en vano (inútilmente, sin efecto, sin necesidad).

Y ahora, pasemos a los ejemplos: Regalarle un libro tan bonito y exclusivo a alguien que no sabe apreciarlo es echarle margaritas a los cerdos. Así que mejor guárdalo para otra persona que sepa apreciarlo más.

Ejemplo 2: Uy, con ese chico no te esfuerces, es un bala perdida. Por mucho que intentes hacerle comprender que no está en el buen camino, no querrá escucharte y no hará más que hacerte daño. Intentar convencerle de que se está equivocando es echar margaritas a los cerdos.

Ejemplo 3: Podréis encontrarlo en la canción de Alejandro Sanz y Shakira que incluíamos en el post de a otro perro con ese hueso.

Ojalá que la gente que os rodea sepa siempre valorar vuestros esfuerzos y dedicación y no os sintáis como si estuviéseis echando siempre margaritas (o perlas) a los cerdos. Buen fin de semana!

Gracias a Yoann Grange por la foto del post de hoy.

Expresiones con el mono como protagonista

Según la teoría de la evolución de Charles R. Darwin, el hombre viene del mono y eso, al final, también se tenía que notar en el lenguaje, así que a continuación os incluyo algunas de las expresiones españolas más usuales en las que el único y principal protagonista es nuestro antecesor: el mono.

Hacer el mono:

hacer tonterías. Imaginad que si una persona se comportase como un mono (empezase a saltar de un árbol a otro, levantase los brazos moviendo las manos…). Pues por eso cuando alguien dice que una persona está haciendo el mono significa, metafóricamente, que está comportándose de forma irracional.

Pintar la mona:

no hacer nada, estar ahí perdiendo el tiempo, haciendo parecer que se hace algo pero no haciendo nada en realidad.

Tener el mono:

esta expresión se usa fundamentalmente cuando se está en un estado de ansiedad debido a las drogas (cuando se desean consumir drogas se siente una necesidad enorme y al que sufre esa sensación se le dice que tiene el mono). Actualmente también se usa esa expresión cuando se tienen muchas ganas de algo, aunque no sea nada relacionado con las drogas. Por ejemplo, se puede decir, tengo un mono de montar en moto (con lo que se quiere decir que tiene muchas ganas de montar en moto).

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda:

hay cosas que, por mucho que intentemos esconder o disfrazar, siempre seguirán siendo como son.

Ser una monada:

cuando algo es una monada es que es muy bonito. También se dice que es muy mono. No sé por qué extraña razón pero a los niños pequeños les dicen con mucha frecuencia: ay, que niño más mono (lo dicho, si escucháis esto no penséis mal, en realidad lo que quieren decir es que el niño es guapo).

Dormir la mona:

cuando alguien está en un sueño profundo debido a una borrachera (por haber bebido demasiado). Cuando alguien está muy borracho se le suele decir: ala, vete a dormir la mona! (ya que los borrachos se suelen poner muy pesados y todo el mundo se los quiere quitar de encima).

Si conocéis alguna más o tenéis dudas sobre algunas de ellas, sólo tenéis que escribir un comment. Que disfrutéis de una excelente semana!!!

Costar un ojo de la cara (o costar un riñón)

Bueno, esta también es facilita. ¿Verdad que un ojo es muy valioso? ¿Verdad que también lo es un riñón? Podemos sobrevivir sin uno de ellos, pero lo cierto es que perdemos una parte importante de nosotros mismos y tenemos que ir con más cuidado a partir de ese momento.

Pues bien, los españoles utilizamos la expresión costar un ojo de la cara o costar un riñón cuando alguna cosa cuesta mucho de conseguir (en dinero o en esfuerzo). Volviendo a los miles de usos en español de la palabra huevo y derivados (como vimos en el post Los huevos, ingrediente indispensable de muchas expresiones españolas), también se usa la expresión costar un huevo, aunque ésta es para ámbitos más coloquiales o de confianza (nunca la useis ante profesores, jefes o padres de vuestr@ novi@).

Y ahora, mi parte favorita, los ejemplos: Uf, mira que pedazo de coche, seguro que cuesta un ojo de la cara. (recordad, el propietario simplemente ha gastado mucho dinero en comprarlo, no hay que entender la expresión en su sentido literal, por lo que no os sorprendáis si el dueño del coche sigue luciendo ambos ojos).

Ejemplo 2: Le está costando un riñón pagar el piso. Entre lo que está subiendo el EURIBOR, los muebles, la comunidad, la luz, el agua, el gas, etc., no veas que gasto!

Ejemplo 3: Me está costando un huevo encontrar un tercer ejemplo para que entendáis el post de hoy (jeje, es broma, no estan difícil, pero bueno, aquí también está bien utilizado).

Y mucho ánimo, que aprender a hablar bien español, no cuesta tanto!

Expresiones para decir que uno está gordo o que está delgado

Como lo prometido es deuda, ya toca que cumpla mi palabra de hacer un especial gordos vs flacos en este blog. ¿Os acordáis de los comments del post Estar espeso? Pues bien, ha llegado el momento de que conozcáis algunas formas de decir que uno está gordo o que uno está flaco.

Cualquiera de las siguientes expresiones / palabras significan que una persona tiene sobrepeso: estar de buen ver, estar de buen año, estar como el quico, estar zamproño, estar hermoso, alguien que es más fácil saltarlo que darle la vuelta, ser alguien inmenso, de abultadas carnes, estar entrado en carnes, obeso, pingüe, seboso, corpulento, estar rollizo…

Y sin embargo, cualquiera de las siguientes palabras indican que la persona a cual os referís está más bien delgada: estar flaco, estar tan delgado que llueve y no te mojas, parecer un spaguetti, escuálido, cenceño, de pocas carnes, enjuto, seco, magro, delgaducho…

Bueno, pues aquí hay sólo algunos sinónimos de gordo y flaco, pero seguro que conocéis muchos más. ¿Os animáis a compartirlos? Esperamos vuestros comments!