Archivo de la categoría: animales

Estar hecho un flan

¿Sabéis lo que es un flan? Sí, ese delicioso postre hecho a base de leche, huevos y azúcar que al ponerlo sobre un plato empieza a temblar. Pues bien, precisamente esa es la propiedad que hoy necesitamos para explicar el significado de la expresión española de hoy.

Cuando decimos que alguien está hecho un flan queremos decir que está muy nervioso o que tiene miedo. ¿Y por qué? Porque la reacción natural del cuerpo ante ambas situaciones es la de estar tembloroso (con temblores). Y como los flanes tienen tan poca consistencia (no son sólidos) y se pasan el día temblando (hasta que alguien se los come, por supuesto) pues usamos este dulce postre como símil ideal para identificar cuando alguien está (como hemos dicho antes) muerto de miedo o muy nervioso.

Por ejemplo: María está hecha un flan. Le quedan 2 minutos para entrar al examen y está súper nerviosa.

Otro ejemplo: Cuando Juan le entregó el anillo de pedida a su novia estaba hecho un flan. No sabía si ella aceptaría o no casarse con él.

Una frase deliciosa, ¿verdad? Bueno, pues para relatar de forma un poco más gráfica la expresión española de hoy, os dejo con la foto de un perrito que está hecho un flan.

Estar hecho un flan

Muchas gracias a Yoann Grange por la foto del post de hoy.

Anuncios

Lágrimas de cocodrilo

Hay veces en las que algunas personas fingen estar tristes para dar pena a los que las rodean y conseguir su compasión. También hay personas que, aunque realmente no lo sientan de verdad, lloran para que se las perdone por algo malo que han hecho, pero no son lágrimas de sufrimiento ni de pesadumbre real, sino que son más bien fingidas.

Pues bien, a todas esas lágrimas derramadas sin sentimiento, que no son de verdad, sino que son fingidas (es decir, dando a entender lo que no es cierto) se las llama lágrimas de cocodrilo.

¿Y por qué se le llama a esto lágrimas de cocodrilo? Pues bien, parece ser que los cocodrilos, para mantener la hidratación de sus ojos cuando están fuera del agua, segregan un líquido acuoso que mantiene sus ojos en perfecto estado y, aunque desde fuera parece que están llorando, tranquilos, no es que estén sufriendo o que sientan pena por algo, es una respuesta natural de su cuerpo para evitar la deshidratación de sus ojos. Curioso, ¿verdad?

Pues ya sabéis una cosita más acerca de las expresiones españolas y su origen.

Pasar por el aro

Se utiliza la expresión pasar por el aro cuando una persona se ve obligada a realizar actos con los que no está de acuerdo, pero que debe hacer por exigencia de otra persona, para conseguir un determinado fin.

Hay muchas veces que, en determinados puestos de trabajo, hay que pasar por el aro para progresar. Estos actos pueden ser desde hacer horas extra de forma gratuita, hasta tener que “mimar” al jefe trayéndole la bebida que le gusta, haciendo sus informes sin que nadie lo sepa… Ahora ya está en cada uno la decisión si merece o no la pena pasar por el aro y si se está dispuesto a hacerlo para conseguir el fin deseado.

El origen de esta frase probablemente esté en los circos, donde los domadores hacen pasar por un aro (muchas veces envuelto en llamas) a algunos animales, los cuales, evidentemente no quieren atravesar ese aro y mucho menos si corren el peligro de quemarse, pero como el domador tiene un látigo, o pasan por el aro o el domador los azota (y probablemente en una próxima actuación ya se hayan deshecho de ellos porque no les sirven para su espectáculo), así que los pobres animales no tienen más alternativa que pasar por el aro.

Bueno, siento haber empezado la semana de esta forma tan cruda pero en las expresiones españolas no todo el monte es orégano, así que, de vez en cuando, también nos tenemos que enfrentar a expresiones como la de hoy. Que tengáis un buen día!

Estar cogido con pinzas o estar cogido con alfileres

¿Sabéis lo que es un alfiler? Un alfiler es una de esas agujas que tienen una punta afilada por un extremo y una cabeza redondeada por el otro que suelen utilizar las personas que cosen para sujetar el dobladillo de un pantalón antes de ser cosido definitivamente, dos telas, etc. Seguro que alguna vez os habéis encontrado con uno en vuestra vida.

Pues bien, una vez sabido qué es un alfiler, vamos a intentar explicar el significado de la expresión española de hoy, bueno, de las expresiones, porque el post de hoy es un happy post: 2 x 1 😀

Decimos que algo está cogido con pinzas o está cogido con alfileres cuando es algo provisional, cuando no es definitivo, no es firme, no está completamente definido ni acabado y si no se arregla, antes o después se derrumbará, se romperá, no aguantará. Así, podemos decir que una página web está cogida con pinzas (cuando todavía no se ha probado y todavía puede tener errores), que un proyecto está cogido con alfileres (cuando todavía no es definitivo ni se tienen todos los detalles decididos) o que el guión de una película está cogido con alfileres (cuando tiene muchos huecos, muchos fallos, muchas cosas que no terminan de estar claras o definidas). También se puede decir que hay que coger con alfileres algo cuando se dice que no hay que tomarse algo complétamente en serio, que hay que verlo con la posibilidad de que cambie, de que no es totalmente definitivo.

Y bueno, aunque supongo que el origen de las expresiones de hoy ya lo habréis imaginado por la explicación del principio del post, os confirmo que proviene del mundo de la costura, ya que los sastres y costureras siempre cogen con alfileres las prendas que están diseñando antes de coserlas definitivamente, y durante el tiempo en el que la prenda todavía está cogida con alfileres, aunque ya se puede ver cómo va a ser más o menos, aún se pueden hacer cambios (es decir, no es definitiva hasta que no se cose con hilo y aguja) y si se quedase para siempre sólo con los alfileres, al final éstos se caerían y el traje o vestido perderían su forma deseada.

Pues nada, espero que este happy post os haya gustado!

Esto es Jauja

Uf, seguro que aquí en España, sin saberlo, muchas cosas os parezcan Jauja. Y seguro que, a partir de que sepáis el significado de la expresión española de hoy, la utilizáis en más de una ocasión.

Se dice que algo es Jauja cuando es genial, como es como el paraíso, cuando no hay nada malo, todo es alegría y felicidad, facilidades, etc.

Por ejemplo: Esto es Jauja! Qué gran fiesta. No hemos tenido que pagar nada y hay barra libre y un montón de cosas para picar. (pues eso, que la fiesta es una pasada, un pequeño paraíso).

Otro ejemplo: Este empleo es Jauja. No tengo horarios fijos, tengo coche de empresa, puedo viajar un montón… Me encanta! (pues eso, que está genial en su trabajo).

Y eso de Jauja, ¿de donde viene? ¿De una mezcla de risas (ja ja) y sustos (u)? Jeje, pues no. Jauja es una provincia en medio del altiplano del Perú, muy célebre por la fertilidad del suelo, su paisaje verde y el aire saludable que se puede respirar allí. Y claro, con esas condiciones no es de extrañar que se cuando se quiera hacer referencia a algo equivalente a un paraíso terrenal, se utilice Jauja en su lugar.

Otro gallo cantaría

Kikiriki, canta el gallo por las mañanas, pero ¿qué querrá decir la expresión, otro gallo cantaría?

Pues bien, cuando alguien dice lo de “otro gallo cantaría”, lo que quiere decir es que las cosas serían de otra forma, sucederían de forma distinta, tendrían distintas consecuencias.

Por ejemplo, un niño que no estudia nada y que suspende todas las asignaturas. A él se le podría decir: si estudiases un poco, otro gallo te cantaría (queriendo decir que si estudiase, cosa que no hace actualmente, probablemente le irían mejor los exámenes y podría aprobar alguna asignatura).

Otro ejemplo: Juana siempre se está quejando de que nunca la invitan a ninguna fiesta y de que nadie quiere ir con ella a ningún sitio. Yo creo que si fuese más simpática con la gente, otro gallo le cantaría (queriendo decir que si fuese más amable y no tan borde como es ahora, seguramente la gente se comportaría de forma diferente con ella).

Y bien, visto el significado de la expresión española de hoy, pasemos a intentar averiguar algo más sobre ella, como por ejemplo su origen. Parece ser que éste está vinculado con la Biblia, más concretamente con la parte en la que se relatan las últimas horas de la vida de Jesucristo, quien predijo que el apóstol Pedro, antes de que cantase el gallo (antes de que amaneciese), le habría negado tres veces (negar a alguien es decir que no le conoces, que no tienes nada que ver con él). Pedrole dijo a Jesús que eso no era posible, que el jamás haría tal cosa, pero lo cierto es que así fue y antes de que cantase el gallo (símbolo del momento en el que amanece) efectivamente Pedro había negado a Jesús 3 veces y las sagradas escrituras relatan que, de no haber negado Pedro a Jesús como lo hizo, el desenlace de la historia habría sido distinto (es decir, el amanecer representado por el canto del gallo) habría sido diferente. De ahí que se asimile la condición de un desenlace diferente al hecho de que otro gallo cantaría.

Dedicado a Yoann Grange por recordarme esta expresión.

A otra cosa, mariposa

La expresión española de hoy, la verdad es que se explica por sí sola, aunque a lo mejor hay algún elemento que os “despista” un poco y que puede haceros creer que puede llevar un significado oculto que no habéis sido capaces de interpretar.

Se dice lo de a otra cosa mariposa cuando, en tono familiar, se quiere cambiar de tema de conversación ya que se considera que por mucho que se siga hablando de él, no se va a llegar a ningún fin. Es como decir, bueno, pasemos al siguiente punto o hablemos de otra cosa, pero en un tono mucho más familiar. La verdad es que no queda bien decirlo en ambientes serios o con personas desconocidas. Es mejor guardar esta frase para cuando estemos con la familia o con los amigos.

Y seguramente os preguntaréis ¿y lo de mariposa, a qué viene? Pues la verdad es que viene a que es una palabra que rima con “cosa” y de esta manera conseguimos que la frase sea más musical y agradable al oído. Podríamos haber dicho a otra cosa, osa (que aunque rime me reconoceréis que no suena tan bien) o a otra cosa pesado (lo cual ni rima ni suena bien, ¿verdad?).

Pues bueno, aprovechando que tan bello animal protagoniza la frase de hoy, os dejo con una preciosa fotografía de nuestro amigo y colaborador habitual. Muchas gracias por la foto Yoann Grange!

A otra cosa, mariposa